El vino y los celíacos, su relación y su incompatibilidad

This post is also available in: Inglés, Alemán, Francés

El vino y los celíacos, su relación y su incompatibilidad. Afortunadamente podemos decir, que en general, el vino no es incompatible con las personas celiacas.

Una de las enfermedades más nuevas y de gran extensión en nuestros días, no se ve afectada por beber vino.

 

 

 

El vino y los celíacos, su relación y su incompatibilidad 

La enfermedad de la celiaquía 

Hay que decir que la enfermedad de la celiaquía, que tan extendida esta hoy día, siempre ha existido, lo que ocurría es que no se conocía, y sus efectos se imputaban a multitud de cosas.

La celiaquía es una enfermedad del aparato digestivo que daña al intestino delgado y evita la absorción de vitaminas, minerales y nutrientes que tienen los alimentos.

Los celiacos, son personas que no toleran el gluten de los alimentos, y por tanto deben de extremar el cuidado en los alimentos que toman.

El gluten está fundamentalmente en las semillas de trigo, por tanto, todo lo que se elabore con harina de trigo, está prohibido para estas personas.

Diagnostico y tratamiento 

Su diagnóstico no es fácil de conocer, ya que los sistemas que presentan las personas celiacas, suelen presentarse en otras diversas enfermedades.

La manera de confirmar la enfermedad, es estudiar una biopsia de la mucosa del intestino delgado.

Existe un componente genético, por lo que su aparición es más frecuente en determinadas familias.

El único tratamiento de la enfermedad celíaca es evitar todos aquellos alimentos que contengan gluten, aunque sea en cantidades mínimas.

Se deben evitar pan, pasta y productos derivados del trigo, centeno y cebada

Alimentos que se puede tomar

Carne fresca (congelada y en conserva al natural), pescado y marisco fresco (congelado y en conserva al natural o en aceite), verduras, frutas, hortalizas, tubérculos, huevos, leche y derivados (yogures, mantequillas, cuajadas, quesos y quesos de untar sin sabores), embutidos (jamón serrano, cecina y jamón cocido de calidad extra), arroz, maíz, tapioca, azúcar, miel, aceites, frutos secos crudos, café, infusiones, refrescos (de cola, limón y naranja), vinos y bebidas espumosas, sal, vinagre de vino y especias

Alimentos que NO se pueden tomar

Alimentos CON GLUTEN: trigo, cebada, centeno, pan y derivados, bollos, pasteles, productos de repostería, tartas, galletas, bizcochos, pasta alimenticia (fideos, macarrones, tallarines, espaguetis…), higos secos, obleas de comunión, productos manufacturados en los que entre en su composición cualquiera de las harinas ya citadas en cualquiera de sus formas (fécula, proteína, almidón o fécula), cerveza y bebidas destiladas o fermentadas a partir de cereales (como el whisky o el vodka).

Síntomas de la celiaquía. 

Podemos decir que los sistemas mas generalizados son, vómitos, diarreas y perdida de peso. También suelen aparecer falta de apetito, náuseas, retraso del crecimiento, meteorismo y dolores abdominales.

Sin embargo, dependiendo si el paciente es niño, adolescente o adulto, los síntomas pueden variar.

En los más pequeños es frecuente encontrar defectos en el esmalte dental, anorexia y pelo frágil.

Durante la adolescencia se registra menarquía tardía (a las chicas les llega tarde el primer periodo), cefaleas o estreñimiento.

Para los adultos se diagnostican depresiones, dermatitis herpetiforme, abortos, osteoporosis y anemia ferropénica.

Y el Vino 

 

El vino es una bebida apta para los celiacos. Dado que su elaboración es a base de fermentación de uvas, no existe el problema de la intolerancia.

Al contrario, el vino ya se sabe, utilizado moderadamente, ayuda a la salud.

Y  no distinguimos entre vino tinto, o vino blanco,  o vino rosado ya que todos ellos son perfectamente bebibles por las personas celiacas.

Por tanto, los celiacos no deben de tener miedo a tomar vino. Desde aquí le animamos a tomar esta maravillosa bebida que se obtiene de las uvas.

Y los Vinos Espumosos 

Todas las bebidas espumosas, cava, sidra y champagne son también aptas para los celiacos.  Recordamos de nuevo que deben de ser bebidas con moderación, ya que sabemos los efectos que las burbujas producen a veces.

Conclusión

En general los vinos se pueden tomar por parte de los celíacos.

No obstante, conviene revisar y comentar que, en algunas bodegas, antiguamente las barricas se sellaban con pasta de trigo.  Y por tanto podría existir riesgo de contaminación por parte del vino.

Hoy día esa práctica esta eliminada casi en su totalidad, y sobre todo en los vinos de marca conocidas, que cada vez están más sensibilizadas con las repercusiones del vino en la salud.

Los celiacos no tienen ningún problema alimenticio derivado de una dieta sin gluten, puesto que las proteínas de los cereales que se evitan no son indispensables para el organismo.

El vino y los celiacos, su relación y su incompatibilidad, después de lo explicado podemos decir que no existe relación entre ambos conceptos.

Por ello los celiacos pueden tomar vino tranquilamente, sin verse perjudicados de poder disfrutar de esta maravillosa bebida.

 

Un comentario en “El vino y los celíacos, su relación y su incompatibilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *